top of page

JENNIFER PAREJA

¿Qué ha significado para ti el reconocimiento de la RFEN como miembro del SDF?

“Significa un reconocimiento que me ha hecho mucha ilusión porque llega a posteriori y se otorga por toda tu trayectoria, no por una medalla o campeonato. Cuando vemos las cosas en perspectiva les damos más valor y además es un orgullo estar en el Salón de la Fama RFEN con todos los referentes que hay”.


¿Cómo empezaste en el waterpolo? ¿Qué hizo que lo practicases durante años?

“Comienzo en waterpolo porque me aburría en la natación. A los 14 años me quedo sola nadando en el club, en el CN Olot, y prefiero divertirme con mis amigas así que creamos el primer equipo de waterpolo femenino allí. El club y mis padres no querían que dejara la natación -había sido campeona de España júnior- pero soy una Tauro muy Tauro y cambié. Hacía waterpolo como hobby, pero cuando me voy al Centro de Alto Rendimiento se produce el cambio de chip y lo que he soñado como niña se convierte en un objetivo, que no era otro que poder ir a unos Juegos Olímpicos”.


¿Qué recuerdas de aquél ‘momentazo’ de la medalla olímpica de Londres 2012 en vuestra primera participación?

“Me vienen a la cabeza muchas cosas. Del momento medalla siempre recuerdo, cuando estábamos todas llorando por no conseguir el oro, un mensaje de Miki Oca que nos dijo: ‘tías, no lloréis, sois subcampeonas olímpicas. Disfrutad de esto porque si no os vais a arrepentir’. Lo que más nos impactó es lo que pesaba la medalla. Momentos hay mil, pero el momento Villa Olímpica que te bajas del autobús y dices: ‘estoy yo aquí’, es brutal”.


¿Qué otro(s) momento(s) de tu carrera te gustaría destacar?

“Lo más fácil es tirar de resultados y

para mí el Mundial de Barcelona en 2013 fue especial en todos los aspectos, campeonas del mundo y en nuestra casa. De hecho, me cuesta muchísimo escoger entre la medalla olímpica y ésta. También hay otros momentos que no se ven, caso del momento del Preolímpico de Trieste que nos clasificamos para Londres”.


¿Quién o quiénes fueron las personas que más influyeron durante tu carrera deportiva? ¿Por qué?

“Al principio mis padres, seguro porque ellos me apoyaron y acompañaron a todo. Las vacaciones familiares se convirtieron en llevar a la niña a hacer deporte, y luego muchos entrenadores y compañeras. Destacar a Mar Sanromà, que me dio la primera oportunidad al llevarme al CAR, y Miki Oca por el cambio de mentalidad en 2010. Y también entrenadores de club”.



¿Te marcaste algún reto durante tu carrera deportiva?

“Desde bien pequeñita yo tenía el sueño de ir a los Juegos Olímpicos. Pero al jugar y ya en la selección el sueño se convierte en un objetivo. Nunca me planteé ser la número 1 pero sí he sido muy exigente conmigo misma”.


¿Cómo lograste sobreponerte a los principales obstáculos de tu carrera deportiva?

“Hay muchos más momentos que no se ven que tenemos que ir superando. Para mí el deporte de equipo lo que te permite es pasar esos momentos con más gente. En esto ha sido clave el apoyo del equipo y además nos hemos ayudado de grandes profesionales, en el CAR teníamos psicólogo, por ejemplo. El deporte nos enseña la propia capacidad de superación que tenemos, caerte muchas veces y levantarnos siempre una vez más”.


¿Tenías algún referente deportivo anterior o de tu etapa como deportista? ¿O alguno más actual?

“Yo cuando empecé tenía referentes más masculinos. Por desgracia, los referentes los crean los éxitos. Y claro, eran Manel Estiarte, Chava Gómez… es que los perseguíamos por la piscina. Yo llevaba en la agenda una foto de Jesús Rollán y de la selección masculina. Luego había una jugadora húngara que jugaba en mi posición, Anikó Pelle, y yo quería ser como ella. Y actual un referente, que además es mi amiga y la quiero con locura, es Laura Ester. Su actitud me deja sin adjetivos, lo ha dado todo y lo ha sido todo e incluso ahora en un momento más duro de su carrera”.


¿Cómo ha evolucionado tu disciplina desde que competías hasta ahora? ¿Cómo crees que evolucionará en los próximos años?

“Yo creo que se está intentando un formato más dinámico, creo que viéndolo desde fuera cuesta mucho entender nuestro deporte porque hay bastantes cambios de reglamento. Ahora a veces digo, qué ha pasado, y sé que se hace por mejorar, pero hay que darle un poco de continuidad. Y también el reto de intentar captar audiencias”.


¿Qué te ha enseñado tu deporte?

“Todo, creo que nos hace como somos y cuando sales del deporte te das cuenta de que todos los valores que llevamos en la mochila tienen peso y valor. No es tan fácil tenerlos y de golpe la gente dice que no es normal. Y trabajar en equipo, algo que es clave y que no se enseña en muchos sitios”.


Como leyenda deportiva, ¿a quién te gustaría dejar un mensaje? (Deportistas jóvenes, niños, profesionales, población en general, mujeres, hombres…)

“Creo que a las más pequeñas, a las niñas y a los niños, pero sobre todo a las niñas porque antes, durante muchos años, hacer deporte era complicado. Ahora el deporte femenino está cambiando y se puede vivir del mismo siendo mujer”.


Cuéntanos tu nuevo reto como directora general del Plan ADO.

“Fue un reto que asumí porque era seguir creciendo laboralmente, pero sobre todo porque una de mis misiones es devolverle al deporte todo lo que me ha dado. Asumo el reto sabiendo que es complicado, aunque en 2024 vamos a tener patrocinadores. Lo que más me motiva es que todo lo que consiga es para los deportistas”.



¿Qué particularidades tenía la posición en la que jugabas?

“Jugaba en posiciones 4-5, más 4 que 5, una posición muy lanzadora sobre todo si no tienes zurda al otro lado. Había una parte de responsabilidad en ataque. Yo era muy nadadora y también eso me vino muy bien. Nosotras conseguimos atacar y defender todas y al final aprendí también a disfrutar defendiendo”.



40 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page